“Ver la felicidad en los chicos no tiene precio”

“Ver la felicidad en los chicos no tiene precio”

“Ver la felicidad en los chicos no tiene precio”

Impactos: 448

Lautaro Pereyra está dando sus primeros pasos como entrenador de República del Oeste. En un mano a mano con Marca Personal habló de su trabajo al frente de la Escuelita del elenco de barrio Roma. “Mi objetivo es que se diviertan y estén constantemente aprendiendo”, enfatizó.

República del Oeste es uno de los tantos clubes de barrio que tiene la Asociación Santafesina, con el básquet como una de sus principales disciplinas.

El elenco de barrio Roma realizó este año varias modificaciones en su staff de entrenadores, fundamentalmente con un par de incorporaciones en las formativas, a la vez de ratificarle la confianza al joven Lautaro Pereyra para estar al frente de la Escuelita.

El canterano charló con Marca Personal y en el inicio apuntó: “Juego desde los 6 años en República del Oeste, nos está yendo bien, tenemos como 25 chicos desde los 3 años en la Escuelita, hasta los 8, gracias a Dios es una buena cantidad, jugamos un amistoso contra Macabi hace poco y se acercó un papá y me felicitó ente del club me lo está diciendo, siempre la idea es seguir mejorando con los chicos para que puedan desarrollarse”.

La particular historia para que se convierta en protagonista, el actual jugador de U19 la detalla con pelos y señales: “Llegué a ser entrenador a los 16 años, veía y estaba decidido a estudiar profe de Educación física, veía a Ema (Schiffito), a los profes del club y me gustaba estar ahí, mi hermano era chico, lo veía, trataba de corregirlo, todas esas cosas fueron sumando hasta que en 2016 estaba Alvaro Motura, como DT de la Escuelita, como mi hermano era U13, le pregunté a Ema si podía ser su ayudante como él lo fue de Cotorra (Espinosa), para aprender”.

Y más adelante, apuntó: “Ahí me mandaron a trabajar con Alvaro, que tenía muchos chicos y categorías, allí empezamos a trabajar juntos, iba a los encuentros de Escuelita, me empezó a apasionar esto de ser entrenador, en 2017 hice el curso en la ASB y en el club me ofrecen tener Escuelita y ser asistente de Tato González que tiene hasta U13″.

En su rostro, en sus conceptos, Pereyra expresa un sentimiento profundo que pretende llevar a la práctica cada vez que se pone al frente de los más pequeños: “Me genera felicidad cuando termina una práctica, un partido o lo que fuere, ver la felicidad en los chicos no tiene precio, si haces algo que no te siente feliz lo dejás de hacer, es que si ellos están felices yo lo voy a estar”.

 

 

Trabajar actualmente con chicos no es tarea sencillas, por lo que el orientador enfatizó que “lo más complicado de trabajar con los chicos es que sean muy chicos, tengo un nene de dos años y medio, después son de tres para arriba, pude poner un asistente y tenerlos más controlados a los chicos, estamos separando en las prácticas para trabajar mejor y para que les sirva a todos. Es muy satisfactorio que cada práctica los chicos se vayan con una enseñanza, sea de básquet o un valor para hacerlos mejor persona, que se diviertan y estén constantemente aprendiendo”.

República del Oeste participó este domingo del Encuentro Aniversario de Rivadavia Juniors, algo que Pereyra considera muy importante para el desarrollo de los pequeños: “A la hora de preparar los partidos quiero que vengan todos porque es una motivación extra para todos, que se pongan la remera del club y los vea mucha gente es muy motivante. Trato de que vayan todos para que puedan jugar más, que jueguen los mas que se puedan como pasó en Rivadavia donde pudimos armar dos equipos”.

En la parte final, al momento de trazar los parámetros sobre los cuáles intenta desarrollar su carrera como técnico, no dudó en afirmar que “como entrenador me sigo formando, estoy trabajando con los mas chicos y que aprendan todos, esa es mi filosofía, que cuando esten solos tiren, que se puedan pasar la pelota, el semillero de República lo veo bien, hay un buen grupo de técnicos, tenemos un coordinador como Osuna que nos está ayudando bastante para organizarnos mejor, la idea es ir a las escuelas, conseguir más chicos para que el semillero se agrande. De la cantidad sacás la calidad, mientras más chicos tenés algo bueno va a haber. Me encanta trabajar con los chicos y mi idea más adelante es hacerlo con las categorías superiores”.

 

 

Fotos: Prensa República del Oeste

Compartir

Marca Personal Web

leave a comment

Create Account



Log In Your Account