“Terminé divirtiéndome en una cancha después de lo que sufrí”

“Terminé divirtiéndome en una cancha después de lo que sufrí”

“Terminé divirtiéndome en una cancha después de lo que sufrí”

Impactos: 54

Carlos Delfino fue una de las atracciones de la ceremonia inaugural del Campeonato Argentino U15 y tuvo tiempo para charlar de su reciente pasó por Bologna, donde ascendió a la elite de Italia.

La apertura oficial del 28º Campeonato Argentino U15 de básquet tuvo una presencia estelar. Portando la bandera argentina participó de la ceremonia Carlos Francisco Delfino, hijo dilecto de la ciudad y uno de los integrantes de la Generación Dorada.

Después de sacarse fotos con todos los chicos que le pidieron esa imagen para la posteridad, el Cabezón charló con la prensa respecto a su última temporada en Italia.

En el inicio reconoció que “fue un año con altos y bajos, terminé hace 20 días con Bologna sin playoffs y con el título asegurado a la A1, no había mucho por hacer y entonces me vine unos días con los míos para aprovechar el tiempo, contento por esta oportunidad de estar cerca de este Argentino en una categoría, una edad donde también a mí me tocó jugarlo, la verdad que tenerlo en Santa Fe y poner mi granito de arena es un honor”.

Respecto a su corto paso por Fortitudo Bologna, el ex-jugador de Unión reconoció que “es un equipo que lo siento mío, fue el que me catapultó a la NBA, mi último paso por Italia, me hizo conocido en Europa y me dio muchísimo, después de Santa Fe es mi segunda casa, que mis hijos me vean jugando ahí es especial, siempre pensé que terminaría jugando con otros colores, los de Unión, ahora estoy en Bologna, quien sabe más adelante, me ilusiona poder jugar de nuevo en la máxima categoría”.


Delfino comenzó la temporada 2018/19 con la camiseta de Fiat Torino, pero después de un encontronazo que tuvo con los dueños de la franquicia, el santafesino decidió romper el vínculo. En este sentido expresó que “por problemas me desvinculé y terminé en Bologna, tuve grandes compañeros y entrenadores, yo quería jugar al básquet, por eso rescato el amateurismo de este Argentino, el amor por el básquet a esta edad, por suerte terminé divirtiéndome dentro de una cancha después de todo lo que sufrí, ese es el punto más alto para mí y lo valoro un montón”.

Y más adelante, agregó: “Todo lo que se dijo que pasó en Torino se dijo, me pone triste como terminó el torneo descendiendo, por la ciudad, por la gente, los compañeros, los que trabajaban para ese equipo. Es agua pasada y ahora no sirve hablar, de lo que único que puedo decir es que desde chico aprendí que el vestuario es la oficina del jugador, cuando uno pierde y termina un partido las pulsaciones elevadas y pasó lo que pasó, en ningún momento fui violento”.

En la parte final, al aventurar que puede pasar con tu futuro, el Cabezón enfatizó que “estoy viendo a ver que pasa en Bologna, los demás están definiendo posiciones, la prioridad es quedarme ahí y jugar la A1, se verá el armado del equipo, las expectativas y a partir de eso definiremos, cuando comiencen todas las ligas del mundo voy a tener 37 años, no soy más un pibe, necesito poner en la balanza todo lo que hay, si es en otra ciudad, pero si me puedo seguir divirtiendo mejor”.

Fuente: UNO Santa Fe

Compartir

Marca Personal Web

leave a comment

Create Account



Log In Your Account