“Desde el primer momento aceptaron que esté”

“Desde el primer momento aceptaron que esté”

“Desde el primer momento aceptaron que esté”

Impactos: 186

Luisina Fertonani, nutricionista del plantel superior de Unión, contó detalles de su tarea cotidiana y no dudó en afirmar que “a medida que se va conociendo nuestro trabajo, los equipos lo van incorporando a su staff médico”.

El deporte profesional no debe dejar ningún detalle librado al azar. Entonces, cuanto más áreas están bien cubiertas para el jugador todo se simplifica. Al ser un certamen de alta competencia, independientemente del aspecto táctico y físico, la alimentación y el cuidado juegan un rol importante.

Unión así lo entiende y por eso Luisina Fertonani es la Nutricionista del plantel, tal vez la persona que muchas veces recibe algún “no” de los jugadores, pero a la larga los resultados hablan por sí solos.

En diálogo con Marca Personal, Luli contó que “el trabajo del nutricionista deportivo es muy amplio: optimizar la composición corporal, ayudar a evitar lesiones, ayudar a la recuperación del desgaste físico, ayudar al rendimiento deportivo, etc. Se realizan mediciones antropométricas a los jugadores al inicio de la temporada para poder establecer objetivos y en base a eso armar planes nutricionales. Las mediciones antropométricas establecen las cantidades de masa ósea, masa adiposa y masa muscular del jugador y nos permiten hacer comparaciones con una población de referencia”.

Y más adelante, agregó: “Los planes alimentarios se arman en base a estas mediciones y el gasto físico que es establecido por el cuerpo técnico (entrenador, ayudantes y preparador físico). Se tienen en cuenta las comidas que el jugador debe realizar, la hidratación y la recuperación. Este protocolo se arma en conjunto con los kinesiólogos”.

Este trabajo cotidiano que tan claramente enumera Fertonani se ratifica también en cada salida del plantel de Unión, a tal punto que no dudó en reconocer que “realizamos planificaciones de comidas para viajes y giras, post partido de local, colaciones durante el partido y entrenamiento diario. Y por supuesto que estamos en el día a día acompañando al jugador en sus estados de ánimos y monitoreando lo que más se pueda las comidas que realizan así evitamos la pérdida de músculo y posibles lesiones”.

En un ambiente mayoritariamente transitado por los hombres, la nutricionista rojiblanca también brindó su opinión respecto al trabajo que le toca realizar desde su rol como mujer: “Hace tres temporadas que estoy en Unión y desde el primer momento aceptaron que esté, le dieron importancia a su recuperación y alimentación diaria y empezaron a ver mejoras en el rendimiento y composición corporal. En un grupo de varones hay algunas cuestiones que tenemos limitadas las mujeres como por ejemplo los pesajes en los vestuarios, los hoteles en los viajes, etc. Siempre contamos con la ayuda de los kinesiólogos, utilero y cuerpo técnico que están en esos momentos para ser nuestros ojos”.

En otro tramo de la charla, Luli rememoró los motivos que la volcaron a esta profesión, al expresar que “fui deportista desde muy chica y me gustaba toda la parte del entorno del deportista, cómo se prepara, descansa, se alimenta, se recupera. La conocí a la Licenciada Mercedes Dumont antes de comenzar mi tesis, así que le propuse que sea la directora y ahí comencé a trabajar con ella, que fue y es mi referente más cercano”.

Antes de la despedida, Fertonani apuntó que “hay equipos que tienen nutricionista hace varios años y hay otros que comezaron hace poquito y algunos de Liga Nacional que todavía no tienen nutricionista, a medida que se va conociendo nuestro trabajo van incorporando a su staff médico el área nutrición”.

Compartir

Marca Personal Web

leave a comment

Create Account



Log In Your Account